REQUIEM POR MEXICO

Compartido por: Sophia


   Fue bonito mientras duró, lástima que fuera tan poco tiempo, que pena que a nadie le importara, terrible que no se le diera valor. Tenía de todo: folclor, tradiciones, historia, cultura, música brillante, colores de todo tipo, alegría hasta en la tristeza, manjares suculentos; tenía arte legendario y tradiciones milenarias, resguardaba misterios de un pasado ancestral, desbordaba de recursos y por tanto de futuro. Es un verdadero abatimiento que termine tan mal, que se autodestruya, que vea huir al futuro y no corra por él; qué desconsuelo que teniéndolo todo, fuera derrochado por rémoras malvivientes, qué depresivo resulta ver la destrucción del paraíso. México fue hermoso, pero a nadie le interesó guardarlo para el porvenir. Pido un minuto de silencio.

Tengo que llenar más espacio aunque ya no tenga caso decir nada. No lo tiene porque todo está dicho; todas las críticas se han lanzado, todas las alternativas se han propuesto, todos los deseos se han expresado, las buenas intenciones han sido manifestadas. El inmenso descontento del pueblo se menciona a diario, el hastío social se respira a cada segundo. Las corrupciones y abusos se denuncian a granel. La voz de México se hace sonar, grita, clama, suplica, exige, ruega. Pero México deja clara su vocación autodestructiva; es una lástima, era un bonito país. Un poquito menos de egoísmo, un poco de medida en la ambición, tantita dignidad y respeto a los valores, y hubiera sido un gran proyecto. ¡Lástima, México se nos fue!

Los partidos hacen leña del árbol caído y se arrebatan sus tajadas y buscan sus prebendas. No hay dinero en el país, pero ellos siguen con cinturón amplio y cuchara grande. Dejar de gastar en partidos, en asesores inútiles, en exceso de diputados y senadores incompetentes con sueldos de marqués, nos daría unos 400 mil millones de pesos. Los partidos lo saben, pero a ninguno le importa.






Ser más competitivos, producir más y mejor, industrializarse y competir, ganarse la riqueza con el sudor; eso saca adelante a cualquier sociedad. Pero aquí la Revolución creo feudos llamados sindicatos que succionan el erario cual vampiros. Sin sus marchas y protestas, sin sus pancartas de frases gastadas, sin sus revoluciones sin sentido y sin sus privilegios el país avanzaría. Todos los sindicatos y sus miembros lo saben. A ninguno le importa.



La educación es la clave, aquí y en todo el mundo. México gasta, proporcionalmente, el doble que Corea del Sur en educación. Ellos están en el tope de las evaluaciones mundiales de la OCDE y nosotros hasta abajo. Memorizar no sirve de nada, lo útil es pensar; nuestros niños no hacen ninguna de las dos; en nuestra “afriquita” educativa la cognición del adolescente supera en poco a la de cualquier otro pariente de la rama de los primates. Si las plazas se ganaran en vez de heredarse, si los maestros estuvieran educados, si enseñaran en vez de hacer huelgas, si no perpetuaran la revolución como idea de solución, si no se aferraran a que es obligación del gobierno repartir riqueza, en vez de que el individuo la genere…, si todo eso pasara iríamos al futuro. EL SNTE lo sabe, Elba Esther lo sabe. El presidente se dobla ante la Maestra; nadie hace nada. A nadie le importa.

La educación tecnológica y profesional construye futuro, desarrolla países y los saca de la pobreza. Pero la educación cuesta, y aquí en nuestra comuna autónoma seguimos pensando que la educación es un regalo y no un privilegio del que se la merece. Seguimos escarbando entre fósiles que estudian 14 años carreras inútiles y que siempre viven del Estado. La educación superior debe cambiar, se debe de modernizar, debe costar para el que puede y ser gratuita sólo para que tenga méritos. La meritocracia lleva al progreso. Lo sabe la UNAM, lo sabe el CGH, lo saben los estudiantes y el sindicato. A nadie le importa.

Tener más de 3 partidos es inútil, y un IFE dominado y domado por los partidos es un gasto inútil que no nos acerca ni un milímetro a la democracia pero genera más derroche. Lo saben los partidos, lo sabe Valdés, lo sabe todo el IFE. A nadie le importa.

Gastar más en la imagen de los políticos que en la ciencia y le tecnología condena a cualquier país al pasado más arcaico, hacer que la economía dependa de la política y que las reformas dependan del reparto de privilegios nos deja en el quietismo, y el quietismo es muerte. Lo sabe toda la clase política. A nadie le importa.

Una izquierda moderna puede ser el motor del desarrollo, Europa lo demuestra. Una izquierda vetusta y revolucionaria sólo sirve para que sus líderes mantengan sus posiciones y cotos de poder, para que las masas se muevan defendiendo causas que desconocen, para beneficio de unos cuantos. Lo sabe el PRD, lo sabe López y quizá hasta Juanito. A ninguno le importa.
Producir clase media a través del salario decente y ético genera mercado interno, eso empuja la economía de todo país. Que la inmensa mayoría de la gente sea clase media es la única forma de que haya un proyecto común e intereses unidos. La polarización genera grupos de poder desinteresados del bien común. Lo saben todos los empresarios, los legisladores y el gobierno. A ninguno le importa.



México se comenzó a pudrir desde 1970 cuando todo se regalaba y el bien mayor era obtener votos, cuando con tal de tener dinero se permitió la entrada de las mafias hoy tan afianzadas, que llegaron para quedarse gracias el PRI. Lo sabe el PRI, lo sabe Peña Nieto, metido hasta el cuello, lo saben todos a nadie le importa.

La superstición y la fe ciega, el miedo a moderno y la ciencia y a todo cambio social genera estancamiento. Lo sabe la Iglesia, lo sabe don Norberto; pero a nadie le importa.

La verdadera unión de todos los mexicanos, proclamada por el libertador Iturbide en 1821, y que desde entonces nunca existió, es la única forma de salir adelante. Lo sabe todo México, lo saben los grupos de poder, las facciones, los partidos, las mafias y todos esos grupos que dividen para obtener provecho propio. A nadie le importa. Mirar solo a 3 y 6 años pensando en el poder, destruye a un país. A los políticos no les importa. De todos los mencionados, México, a ninguno le importa. Un minuto de silencio



Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

0 comentarios:

Publicar un comentario