Confesión anónima

- ¿Y usted qué siente cada vez que mata a alguien?

 -¿Yo? ¿Qué siento? Yo hace mucho que no siento nada. La difícil es la primera, la que te marca. Luego te vas acostumbrando, lo vas tomando como parte del día a día, parte del trabajo. Es un mal necesario. Matar y no ser matado. La gente piensa que nosotros somos monstruos llenos de frialdad, y lo somos, pero también nos duele que nos maten a un hijo, o a un hermano… Por eso preferimos que sean otros y no nosotros. Así es este negocio, es la ley del más fuerte.

 -Pero cuando matan, también matan a hijos y hermanos ¿siente algún remordimiento, se arrepiente de algo?
-Así es esto, o eres tú o soy yo. Estoy consciente de que un día me va a tocar, tarde o temprano me va a llegar la hora, como a todos. Por eso disfruto la vida, el dinero que gano no es pa´ guardarlo, ese lo disfruto lo más rápido que se pueda. Por eso vivo rápido, antes de que la muerte me alcance.  Y sé que no tengo mucho tiempo.  Pero me iré de este mundo cuando ya no tenga nada por disfrutar, cuando ya no tenga nada que pedirle a nadie, ni a Dios. A la única que le debo cuentas ahora es a la muerte. Y es a la única que respeto. –se descubre la pantorrilla y muestra su tatuaje de la Santa Muerte-  Ella sí es pareja, para todos, buenos y malos.
 
 
 
 

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

0 comentarios:

Publicar un comentario