Los vikingos: feroces guerreros y grandes poetas

Cuando piensas en los vikingos lo último que te viene a la cabeza es poesía, cuentacuentos y el tallado de la madera. Más bien los asocias a imágenes de cascos con cuernos, guerreros berseker, drakares, el mitológico salón Valhalla, el Dios con un solo ojo Odín y hombres que morían espada en mando y bebían de calaveras.

Y es que es verdad, los Vikingos eran piratas que saqueaban, mataban, y esparcían el terror por las costas europeas. Pero su reputación no es del todo justa: no eran solo despiadados guerreros, sino también hábiles comerciantes, administradores y artesanos del metal y la madera, que producían bellas joyas y artefactos que se han conservado hasta nuestros días.



Eran también algunos de los mejores contadores de cuentos de Europa y las sagas nórdicas continúan fascinando al público en nuestros días. Y, por cierto, no llevaban puestos cascos con cuernos: ningún vikingo preciado querría parecerse a una vaca.

Hoy sabemos mucho sobre cómo era la vida vikinga hace mil años y en la Noruega actual puedes experimentar un poco la vida de los vikingos. En el Museo Vikingo Lofotr se ha construido una casa comunal vikinga, y alberga también festivales vikingos y eventos donde puedes probar un poco del mundo y el estilo de vida vikingos.

¿Cómo un pueblo tan pequeño y esparcido pudo conquistar tanto terreno? Los vikingos noruegos eran valientes, inteligentes y tenían una actitud fatalista, lo que les llevaba a tomar riesgos de manera natural.

Los grupos de ataque vikingos parecían tener una habilidad especial para sobreponerse a las pérdidas, ya fueran durante las batallas o en peligrosos viajes marinos.



Muchos vikingos perecieron en batallas en la Europa continental, y en el año 876 perdieron hasta 4,000 hombres y 120 barcos en una gran tormenta frente a la costa del sur de Inglaterra. También tuvo lugar una lucha interna entre las facciones danesa y noruega de los vikingos, especialmente en Irlanda, donde las pérdidas fueron muy altas en relación con la población vikinga. A pesar de todo esto, su apetito de conquista y exploración nunca desapareció.


Es probable que el coraje de los vikingos estuviera conectado con su oscuro sentido del humor, expresado claramente en la escritura de sus sagas. Ser capaz de reírse ante la muerte y el peligro, en cierto modo, explica su resistencia en el campo de batalla y sus pioneros viajes marinos a tierras muy lejanas. Una de las características más distinguidas de la antigua poesía, leyendas y sagas nórdicas es un humor negro sombrío. Por lo general es un mal augurio cuando un personaje bromea en la trama de una saga vikinga, y estas historias contienen mucha más bromas de lo que en principio podrías imaginar.

Fuente: visitnorway.es

Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Hello We are OddThemes, Our name came from the fact that we are UNIQUE. We specialize in designing premium looking fully customizable highly responsive blogger templates. We at OddThemes do carry a philosophy that: Nothing Is Impossible

0 comentarios:

Publicar un comentario